Problemas más comunes a la hora de buscar en internet

Resulta curioso como a veces pensamos que una búsqueda será sólo cuestión de escribirla en Google y hacer clic en el primer resultado genérico y listo. Pero resulta que se complica y por más que afinamos o cambiamos de palabra el buscador parece no enterarse de lo que queremos. Resulta frustrante y varios pueden ser los motivos que nos llevaron a ello.

Vamos a comentar en este artículo los problemas más comunes a la hora de buscar en Internet y cómo resolverlos.

IDIOMA – Internet es global

El primer y uno de los más graves escollos que debemos salvar al hacer una búsqueda es el idioma. Internet es global y el mundo es muy grande.

Un par de datos. El 50% del contenido de internet está escrito en inglés y el segundo idioma en el que más se publica es el español en torno al 15%.

Esto refleja que aunque no nos podemos quejar, en casi todos los sectores no debemos renunciar al inglés, pues posee tanto contenido como en todos los demás idiomas  juntos.

Por otro lado es mucho más fácil si el nombre de lo que buscamos está traducido a nuestro idioma que si es el mismo en todos.

Así un título de película traducido da menos problemas que sí es un hombre común para todos los idiomas.

Ayuda y mucho el usar la versión local del buscador si se dispone de ella. Bastante gente usa Google.com para hacer búsquedas en español y la relevancia de los resultados es mucho menor que usando la versión local del país que queramos.

Si el nombre es común y la versión local del buscador falla (nos muestra resultados en inglés que no queremos) debemos especificar alguna palabra en nuestro idioma que oriente un poco la búsqueda.

Es común en las descargas y p2p (programas de intercambio) el especificar el nombre del idioma en la propia búsqueda “spanish o español” son los más utilizados para nuestra lengua.

NOMBRES COMUNES

Los animales y su camuflaje siempre lo han tenido muy claro. La mejor forma de pasar desapercibidos es integrarse en el entorno y así nos topamos con el segundo de los grandes problemas a la hora de buscar. Los nombres muy comunes.

Hasta hace un par de años Google y la mayoría de buscadores no tenían en cuenta las palabras muy comunes (menos de 3 letras). Esto ya no es así, pero, a pesar de todo, sigue siendo muy complicado buscar algo demasiado común.

Para enfrentarnos a ello lo primero ha de ser elegir la palabra más representativa, única y relevante de nuestra búsqueda.

A muchos les parecerá algo intuitivo y obvio pero os aseguro que nadie nace con ello. Cuanto más busquemos y más tiempo dediquemos a elegir las palabras adecuadas mejor irán nuestras búsquedas.

Así elegiremos las palabras más relevantes y menos comunes para buscar. Suele ser más eficaz usar verbos en infinitivo. Donde buscar, como buscar…

Mucho menos relevantes son los nombres (sustantivos), por ejemplo búsqueda.

Uno de los pasos definitivos sería usar comillas, para buscar la expresión exacta. Aunque debo decir que la mayoría de buscadores son nefastos siguiendo frases y los resultados disminuirán estrepitosamente.

POLISEMIA

También puede ser complicado cuando buscamos una palabra que puede tener varios significados (polisémica). En estos casos Google nos ofrece alternativas. Generalmente divide la página de resultados de búsqueda en dos o tres bloques, dejándonos escoger la deseada.

También podemos orientar al buscador con términos relacionados o excluir (con el símbolo menos “-”) aquellas palabras que ‘ensucian’ nuestros resultados.

VARIACIONES Y ERRORES A LA HORA DE BUSCAR

Otras veces pasa que no hemos escrito bien o no sabemos cómo se escribe lo que buscamos. El primer aviso suele ser un número de resultados mucho menor al esperado. A veces ayudan las sugerencias que tienen casi todos los motores de búsqueda pero otras veces, como máquinas que son, meten la pata.

Resulta muy útil y es ampliamente utilizado el copiar y pegar de toda la vida. Evitarás escribir mal el nombre pero no lo memorizarás, ni fijarás en absoluto.

Este paso resulta ser uno de los más engorrosos, pues hasta que no sepamos el término concreto deambularemos sin control por el buscador. En cuanto localizamos la palabra exacta se nos abre un universo nuevo de búsquedas ante nosotros.

Nadie dijo que aprender fuera fácil y rápido.

Puede ayudar también, en estos casos, el uso de comodines. Usando el símbolo “*” (asterisco) indicamos a Google y a la mayoría de buscadores que puede ir cualquier carácter o caracteres antes o después de las palabras clave de nuestra búsqueda.

Así con una búsqueda, “* buscar * Google” (sin comillas) cubriríamos toda una serie de frases. Como buscar en Google, consejos para buscar en Google o ¿sabes buscar en Google?.

Otras veces nos encontramos con símbolos especiales, apóstrofos o caracteres de otros idiomas, que de entrada los buscadores suelen obviar o podemos no disponer de ellos en nuestro teclado.

Podemos usar el clásico copiar y pegar que hablamos antes o escribir el carácter usando ANSI (Alt+ código) o HTML  (á).

Desde hace poco Google incluye un teclado virtual para estos casos o con problemas de accesibilidad. Haciendo clic en el teclado que aparece en el formulario de búsqueda se desplegará. Además nos permite seleccionar diferentes tipos de teclado en función de que idioma necesitemos usar.

Nos surge la eterna duda la hora de buscar en internet en español. ¿Con acento (tilde) o sin acento?.

Sin tilde cubrimos un mayor rango de resultados en el buscador pero a veces resulta muy útil para garantizar los resultados en nuestro idioma.

Como por ejemplo. La palabra video es muy común en varios idiomas y nos aseguramos sólo resultados en español poniendo vídeo con tilde. Aunque hay que aclarar que en los países hispanohablantes de América la usan sin acentuar.

APUNTES FINALES

Recordad que no hay fórmulas que funcionen en todos los casos e idiomas, y muy de vez en cuando nos encontramos con una búsqueda que se nos resiste.

Dos consejos. Paciencia. Con internet y los buscadores todos podemos convertirnos en investigadores en cierta manera y la paciencia resultara nuestra mejor aliada.

Y dos. Prueba otros buscadores. Google es muy popular pero indexa (índiza) mucho spam y contenido vacío, como resultados de búsqueda vacíos (cero resultados), contenido auto generado (ficha de la película vacía) o dominios en parking (vacíos de contenido pero con publicidad).

Esto hace que sea muy impreciso y poco relevante en búsquedas complicadas, con lenguaje técnico (por impopular), muy extensas o específicas.

Podéis probar con Yandex o e-Tools que son mucho más rigurosos y selectos con el contenido que alojan.

Buscad, buscad y encontraréis. Si queréis, claro. ;)

{ 1 comentario ... no lo dejes solo, comenta tú también }

{ 1 Pingbacks/Trackbacks }

  1. Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>